martes, 14 de diciembre de 2010

Punto Frontera


En un concierto contra la música, se abría paso la sospecha, Eran las trompetas tal vez o las agudas notas provocadoras de espasmos las que provocaron la catástrofe.

Ojos violetas, aún los veo rodando a destiempo...Cuando las estrellas caían a su centro. Voy pisando en los espacios hambrientos de luz. El hechizo apenas comienza.

Es el cielo el que se desliza cambiando de posición. Gira. Desplazando a la belleza, que apenas colocaba sus labios en el fin del sol sostenido.

Un aliento azul se junta con otro, trenzan su magia, para luego desaparecer temblorosos uno por uno.
Arde la inspiración, las cuerdas vibran al calor de la pasión desmedida, los estremecimientos los acompañan alrededor de mi piel.

Mortecinos silbidos expiran las flautas, metálicas ansiosas enfermizas.

Aniquilados los sentidos, no queda más que sucumbir, las notas regadas por el piso trasnochado, solo incrementan la adicción a los pentagramas.

He llegado al punto sin retorno.

2 comentarios:

Lizeth dijo...

ya te dije aún suave, me sigue encantando....♥

vampireza dijo...

pierdete en las notas perversas d tu corazon.... solo escuchalo..... luego desecha su inspiracion y vive tu locura... con una sana dosis d realidad.... tu realidad....