jueves, 23 de febrero de 2012

Aire




"Mañana alucinare con tus movimientos que se camuflan con el viento, soñaré aquellas cosas que solo son posibles contigo"


Pero al alucinar te delaté,
sombra azul que se esparce sigilosa.

Mi cómplice es el viento, te recogo, sueño...

aunque eres bruma, alejada dispersa táctil.


Desafiando el todo y ávido de cercanía,
he intentado contenerte,
mas soy físico, etéreo, finito,
límite circular que te atrapa cauteloso.


Envolviéndonos en infinita esencia,
pierdo lo mío, bebo lo tuyo,
acaricio lo nuestro, perfilo lo nuestro en delicados alientos,

en los susurros que nadie escucha.


Con los oídos adornados de nube,
podría oír los silencios que escondes,
indagar en nuestra caricia,
pero me quedo en el sabor,
de tus sienes, de tus dedos,
de los suspiros que apenas me rozan,

de las miradas dulces que apenas abandonan las pestañas.


Y sigues ahí,
reteniéndonos en nuestras nimiedades,
alegres dispersos llenos,
completándonos al levitar,
porque en la brisa surgimos,
del rocío nos empapamos.


Siempre juntos, siempre nosotros,

conjugados en el vaivén de nuestros labios,

porque tu boca es la fuente,

del cáliz extraviado por la inocencia,

rojo lugar al que regreso inconsciente,

dejando que el desvarío nos siga embebiendo,

contando despacio los minutos que se quedan en tus manos,

para deconstruirlos a la perfección y compartir eternidad.....




PD. Gracias al iniciador
Más gracias al cómplice del vuelo

3 comentarios:

Carlos dijo...

¡ Ñukanchikka wayrami karkanchik...!
Así es como se pudo volar.
Genial el resultado.

Kyra Athos dijo...

tan sutil como el viento, tan fuerte como el mar... sin fronteras las nubes nos dejan ser parte del otro sin espacio...
http://youtu.be/hl3VS7Vn97I

muy bueno! hermoso...

RadikalS dijo...

Genial!